POL VICTORIA

PERSONAL

Pol 6

SOY…

Espiritualmente, CRISTIANO.

Filosóficamente, GRECOROMANOMEDIEVAL.

Intelectualmente, REACCIONARIO.

Emocionalmente, ROMÁNTICO.

Culturalmente, HISPÁNICO.

Políticamente, LIBERTARIO.

Económicamente, AUSTRIACO.

Socialmente, POLIMICROMONÁRQUICO.

Históricamente, REVISIONISTA.

Familiarmente, TRADICIONAL.

 

EL CUADRANTE DE LA VIDA HUMANA

 ESTILO DE VIDA

“Con inclinación hacia lo espiritual más que hacia lo material, Pol Victoria se considera un antiguo caballero cristiano. Hombre de familia: felizmente matrimoniado y con cuatro hijos maravillosos, a quienes educa en casa (defensor del “homeschooling” o escuela parental). Identificado plenamente con la Hispanidad, se considera no sólo profundamente colombiano y profundamente español, sino también perteneciente a cualquier lugar del mundo de cultura hispánica. Simpatizante de la Doctrina Política Libertaria y adscrito a la Escuela Austriaca de Economía. Lector entusiasmado de diversas temáticas intelectuales y también apasionado del arte y la belleza. Amante de la libertad, aficionado a la historia bélica, con preferencia por lo natural frente a lo artificial. Como ejercicio físico ha practicado esgrima antigua, pelota vasca y natación, y su lugar preferido de descanso es el desierto solitario. Pol Victoria ha tenido una vida de viajes intensos y prolongados de interés cultural por 30 países de 4 continentes, muchos de ellos visitados múltiples veces, en varios habiendo vivido meses o años, y en algunos de esos países actualmente con intereses comerciales y empresariales; todo ello le dio un conocimiento de tipologías de gentes, tradiciones y costumbres de diversas culturas.  Con inquietud general por el devenir del mundo y de la humanidad, vive en continua interrelación con la evolución (o involución) política, económica, sociológica, cultural y espiritual de la sociedad. Si tuviera que describirse a sí mismo en sólo tres palabras, Pol Victoria se considera

cristiano, hispánico y austrolibertario.”

Aymar Celdrán

BIOGRAFÍA

INFANCIA

Pol Victoria nació el 30 de noviembre de 1982 en el seno de una familia distinguida colombo-española, no de alta clase económica pero sí de alta clase social, muy entroncada con la vida política colombiana y los ambientes intelectuales y culturales tanto españoles como colombianos. Así se crió entre libros, amplias bibliotecas, eventos artísticos clásicos, tertulias intelectuales de personas cultas y mayores en las que desde muy niño prefería estar escuchando y aprendiendo en vez de jugar al fútbol con los compañeros de su edad.  Además de la cultura y el ambiente intelectual, también mostró interés por la política desde muy temprana edad.

Se sabe que vivió su niñez entre España, Norteamérica e Hispanoamérica. Poco se conoce de su infancia y adolescencia, en la que parece que vivió etapas complicadas y traumáticas, marcadas por la persecución política contra su familia y el constante peligro de secuestro y riesgo de asesinato a su persona por parte de las organizaciones terroristas, los cárteles narcotraficantes y las guerrillas comunistas de Colombia durante los años noventa del siglo XX. Sobreviviendo a todo ello, se graduó de uno de los colegios académicamente más prestigiosos de Hispanoamérica y salió del seno familiar a los 17 años.

JUVENTUD

Tras salir del seno familiar, regresó por su cuenta a vivir de nuevo a España en el año 2000. A los 17 años entró a los estudios universitarios en Madrid, estudiando Humanidades entre 2000 y 2003, Economía entre 2003 y 2008, y especializándose en post-grado de Pensamiento Económico entre 2008 y 2010, a la vez que cursaba otros variados estudios no oficiales. Paralelamente siempre trabajó part-time tanto por cuenta ajena como por cuenta propia, según las diferentes etapas, para costear parte de sus gastos.

En el entretanto, durante esos diez años de estudiante universitario y trabajador a tiempo parcial, viajó siempre entre 8 y 12 semanas cada año en modo aventura a través de 30 países de 4 continentes. Posteriormente su nueva vida familiar de esposa e hijos no le permitió seguir recorriendo el mundo tan fácilmente.

Se sabe que al mismo tiempo siempre estuvo involucrado en activismo político, sobre todo en Colombia y en España, en el colegio, en la universidad, en asociaciones civiles y en distintos partidos políticos, desde 1994 hasta el 2010, año en el que decidió retirarse de la política práctica y permanecer en la política teórica a través del estudio, el análisis y la difusión del pensamiento por distintos canales.

MADUREZ

En el año 2011 dejó su último empleo (en el sector farmacéutico) y con alto riesgo (tenía ya 2 hijos pequeños en aquel momento y ningún colchón financiero detrás) se lanzó a la vida profesional independiente por cuenta propia. Acariciado por algunos éxitos y golpeado por muchos más fracasos, probó aventura emprendedora en sectores muy diversos que le reportaron a veces ingresos, a veces quiebras, gran inestabilidad financiera, pero sobre todo mucha experiencia y aprendizaje en los primeros 4 años como emprendedor hasta 2015, año en el que empezó a consolidar sus proyectos y en el que encontró finalmente la ruta correcta en su camino profesional.

Ahora como empresario de varios sectores, también se dedica a ayudar a empresas a mejorar sus procesos y aumentar sus beneficios, a entrenar plantillas de empleados en habilidades profesionales y a emprendedores en habilidades empresariales, y a guiar inversores en activos criptonumismáticos.

Destaca hoy en día como Public Speaker, conferencista, tertuliano y debatiente. Es invitado a diversas universidades de España e Hispanoamérica para enseñar sobre emprendimiento, economía, política e historia. Es analista en canales de televisión, emisoras de radio y artículos de prensa escrita en geopolítica y en economía.

POSICIÓN INTELECTUAL: SOCIAL, POLÍTICA Y ECONÓMICA

“Austrolibertarismo: Ideario que une los principios de la Escuela Austriaca de Economía con la Doctrina Política Libertaria.

Promuevo la libertad humana en economía y en política. Estoy a favor de un orden social natural y espontáneo, de una sociedad auto-organizada desde abajo con procesos de cooperación voluntaria, carente de toda ingeniería social, coacción sistemática y agresión institucionalizada contra el libre ejercicio de la acción humana y de la función empresarial.”